El sitio del rock en Argentina 22 años online

Salta la Banca

Lirio boreal

Anoche te vi,
rubí resplandeciente.
Se heló mi valor
con tu canto candente.
Nadé sobre el vuelo
de un ave hilarante:
Rugías, y el cielo
era un lago gigante.

Anoche te vi.
Sentí arder, en mi vientre,
La excelsa aspereza
en tu voz emergente
Fundías tu celo
en el fin de mi pecho.
Las caras, hervían,
reventando los techos.

Anoche te vi.
¿Vos no te viste?
¡Si estabas en todos los rostros!
¿Al menos te oís?
Tu aullido embiste a las sombras;
los odios; los monstruos.

Anoche te vi,
y mi cuerpo volaba
Con la díscola idea
de amar lo que guarda
Detrás de la furia
el fulgor de tu aura.
Rompí, en el silencio,
con todo lo que espanta

Anoche te vi.
¿En verdad fue de noche?
¡Si eras el sol del mejor mediodía!
¡Si hallé mariposas en tus melodías!
¡Si vi el estallido en decenas de flores!

Anoche te vi.
¿Vos no te viste?
¡Si estabas en todos los rostros!
¿Al menos te oís?
Tu aullido embiste a las sombras;
los odios; los monstruos.

Anoche me di,
¿acaso no oíste?
Si habló mi flagrante deseo.
Pequeño desliz de un loco que dice
"su voz extermina los miedos"