El sitio del rock en Argentina 23 años online

Salta la Banca

Vals para Jorge

He de tener el placer
de haber conocido a la niña
que ni el poeta más elocuente
hubiera podido crear.
Y he tenido el privilegio
de someterme a su sortilegio.

He oído alguna vez
que el tiempo de nuestros relojes.
No es el mismo al de nuestras almas
y pude ver su verdad.
Un rato con esta mujer
Es un siglo en el mismísimo edén.

Y he de seguir por estos días
la pluma de Borges y su teoría
de nuestro paso por esta vida.

No existen más que momentos.
Están los malos, y están los buenos.
Y entre los brazos de este ser alado
pude sentir la alegría caminando por mis manos.
Con la ingenuidad de mi voluntad
Voy a agradecerle todo lo que ha logrado.

Bendita sea mi flor
que no distingue estación.
Para exhibir su resplandor.
Bendita sea esta flor.
Esta flor de tez morena
que calma mis penas
y el alma me llena
con sólo destellos de su corazón.