Share

Nahuel Briones

Satélite

Vos que ocupás la agenda
con toda actividad
para al fin ser alguien,
vos que tenés contactos
¿cómo vas a llegar
sin aliarte a ellos?
Decímelo…

Vos que tenés a cargo
la planificación
de dos mil proyectos
¿cómo siendo tan previsor
no chequeaste justo hoy
el pronóstico del tiempo?
Decímelo…

Un satélite gigante se acerca
y nos desea que seamos muy felices.
Un satélite gigante nos desea que seamos
muy felices.

Llega el fin del mundo
y aunque tratemos de escondernos
quedan un par de segundos
para ver sepultado
todo lo que hicimos.

¡Presiento que no vale la pena perdérselo!

A vos que te angustia tanto
la superpoblación, el dolor y el hambre
decime cómo no lo ves:
el nihilismo es el nuevo optimismo.
Decímelo…

¡Presiento que no vale la pena perdérselo!
No vale la pena perdérselo.

Un satélite gigante se acerca
y nos desea que seamos muy felices.
Un satélite gigante nos desea que seamos
muy felices.