Share

Nahuel Briones

Los nuevos monitores

¿Alguna vez sentiste antes tanto bajón?
Al lado de esto tus pesadillas son como caricias suaves.
Ya sé que no pueden tapar el sol con un arma
pero pueden hacer que vos no lo veas más.

¿En qué red estás?
¿Cómo te puedo ubicar?
¿Dónde vas a romper la noche?

¿Con quién vas a estar?
¿De qué van a hablar?
¿En dónde van a dejar el coche?

Lamento no tener una cara pulcra impermeable,
quisiera darte palabras de aliento pero no me quedan más.
Podríamos pensar en cambiarlo todo,
tenemos futuro pero hace tiempo pasó.

Y ¿qué vas a hacer cuando pase el tren y vos estés bailando en las vías?
¿Qué vas a hacer cuando pase el tren y vos estés bailando en las vías?

¿En dónde dejaste la alegría?
Demasiado tiempo muerto te cambió el humor.
No te quedes sola ni hagas locuras.
Probablemente no veamos un mundo mejor.

Confiá en lo que tengas ganas:
en la astrología, en la homeopatía, en la ortografía, en la televisión...
No seas como el periodista de rock
que odia a todos los humanos y ama a los perritos.

¡Cuánta gente con look camuflado y botas en tu ciudad!
¡Cuánta gente con look camuflado y botas en tu ciudad!

Nadie va a robarte la autoestima
como a la primavera le sacaron el calor.
La fe no te va a dar buenos consejos,
el cinismo puede darte una solución.
(Un pequeño escape.)

Ojo con los nuevos monitores,
protegé tu estado de ánimo como a un pichón.
Nos veremos cuando esté afuera del bunker,
algún día lograremos independizarnos.

¡Algún día lograremos independizarnos!