Share

Nahuel Briones

Soldado

Yo sabía que el piso se movía
pero me gustaba igual
alejar los atajos,
quedarme en el huracán.

Vi caer a las mentes más nobles
de toda mi generación,
reemplazar cumplir un sueño
por ser o tener un dueño.

Una hermosa red de amigos
me hizo comprender
que estoy mejor, más que bien
desde que el amor se fue.

Una cosa es querer con locura
y otra cosa enloquecer
hasta chocarse bien la cara
con el decorado y ver

que nada bueno nace desde el apuro
y el miedo a la soledad.
Si no hay pasión, quizás es una unión
de supervivencia.

El mundo está lleno de hermanos siameses
unidos por el corazón
que se pueden separar
y nunca se dieron cuenta.

Yo te entrego mi mano sincera,
vos la escupís y la cortás.
Me cuidarías mucho más
si fuera una droga.

Yo ganaré la guerra solo,
yo ganaré la guerra.
Yo sólo ganaré la guerra.