Share

Javier Calamaro

Milagro

Cuando te vas queda una herida
(Sé que todo es prestado en esta vida)
Y no me importa sí me traicionó la suerte
Porque lo que no me mata me hace más fuerte.
No te puedo arrancar de mi cabeza
Y ahora vago como un perro siguiendo tu olor,
Y se arrastra por el suelo mi alma en pena
Esperando que un milagro apague de una vez tu voz.
Ya me perdí y tengo miedo
De quedar a la deriva en el desierto.
Hoy quisiera olvidarte para siempre,
Irme lejos y enterrarme entre la gente.
No te puedo arrancar de mi cabeza…