Share

La Belle Epoque

Atontando la Esmeralda

Su sonrisa oxidada
su aroma oriental
se atonta la esmeralda, no cree ni en su dolor
para mí solo para mí, para mí solo para mí.
Ella nació en el frío de ley de paredón
bambolea extremidades de su pensar nuclear
para mí solo para mí, para mí solo para mí.

Va buscando un alquimista cruel
que le destroce el lagrimal
ya conoce el truco del amor
del mezcalito, sonrisa fiel.

Va y se ahoga en su pibria, nos cree un gitano
metió la pata, metió, metió la pata es presa de mi amor.
Para mí solo para mí, para mí solo para mí.

Va buscando un alquimista cruel
que le destroce el lagrimal
ya conoce el truco del amor
del mezcalito, sonrisa fiel.