Share

Antonio Birabent

Hombres justos

Los Hombres Justos conocen el encanto de las cosas que son por alguna razón. Ahora avanzan por el puente blanco, las mujeres los miran cruzar y
cuando todo parece perdido ellos intuyen la felicidad, radiante en un gesto furtivo, en cada persona, en todos los instantes.
Tal vez sea tarde para cambiar (para probar) pero hay Hombres Justos.
En sus labios las palabras son poderosas, estos hombres las saben usar, y las cosas que son importantes recuperan su lugar de verdad.
Más allá de la medianía, la estupidez cruel y la maldad, los Hombres Justos conocen el encanto de las cosas que son por alguna razón.
Tal vez no sea tarde para probar (para cruzar), porque hay Hombres Justos, todavía hay Hombres Justos, yo sé que hay Hombres Justos, aquí, ahora en todas partes.