Share

Giuliano Romagnoli

El juego amado

La primera canción después de la guerra
tiene labios de mujer
Y, también, el olor cuando humedece la tierra.

La mañana después que se incendió la casa
pude desaparecer,
Pero igual me quedé donde no respira nada.

Pude observalo todo
Y se oxidó en mis pies
Tapados de espinas y rosas.

Si la esfera movió ese foco dorado,
Algo está por suceder.
Qué mejor que a los dos nos encuentren bailando?

Gira y creo que no va a parar.
Estemos seguros de alguien
que tenga que volver hacia el mismo lugar.
Gira y nadie nos va a sacar
Del centro adorado. Del juego amado.