Share

Fito Páez

Se terminó

Se terminó, se terminó,
perdieron todas las apuestas
los cantores de protesta,
al final el reggaetón mueve el mundo.

Se terminó, se terminó,
tocan los Rollings en la Habana
y la revolución cubana
pega un giro más hermoso y profundo.

Se terminó, se terminó.
Se terminó, se terminó.

Se terminó, se terminó
cambiar por cambiar, no más, no resultó,
terminó como vivís, en Wall Street,
en el centro del dinero del mundo.

Se terminó, se terminó,
confiaste mucho en tus hermanos
y al final te traicionaron,
te clavaron el cuchillo profundo.

Se terminó, se terminó.
Se terminó, se terminó.

Dulce Cenicienta,
el carruaje se volvió
calabaza en un segundo atroz,
y el cuento terminó.
La vida es tan sólo ilusión.

Todo es aventura,
todo es más locura,
todo es desandar y andar;
al fin se trata de viajar,
viajar a un nuevo mundo.

Se terminó, se terminó,
el beso kui está en la calle
y, aunque seas insoportable,
te invitamos a besarte con nosotros.

Se terminó, se terminó,
hoy son los nuevos terroristas
drags queen, filo.marxistas,
pibes bomba, bebitos índigo.

Se terminó, se terminó.
Se terminó, se terminó.

Se terminó, se terminó.
Ahora vivís con transexuales,
maricones, subnormales,
y toda clase de freaks nauseabundos.

“No se asuste señora de la cacerola,
se le terminó.
Welcome to the jungle, fear,
en el Siglo XXI”.

Se terminó, se terminó,
y hoy volvió la policía
con sus carros y tranvías,
para a toda tu familia encarcelar.

La neurociencia y el destino
van a ser buenos amigos
en los campos de batalla
del futuro del mundo.

Se terminó.

“Y a vos, bienvenida al manicomio
donde todos los demonios son los Begmans
de esta América psyco.

Se terminó, se terminó.

“Para vos, Charly: yo no me como la cabeza,
abrí la puerta del ropero,
vi a mi mami recién muerta
y la sangre del chaleco me limpié”.

¡Ok!