Share

Fito Páez

Islamabad

Ah, ay,
Ah, ay, ay...

Liberté, égalité, fraternité, vive le France.
In God we trust, all others must be bring data
time is money, CIA, FBI.

El primer cuida’o del hombre es defender el pellejo,
el diablo sabe por diablo pero, más sabe por viejo.

Le, le, le, le, ley...

Ahí va...

¿Oíste hablar del aleteo de la mariposa
que mueve el aire en Tucson
y se arman tsunamis en el Japón?

¿Oíste hablar de los amputados
de piernas y brazos en medio oriente,
por el Dios en el que creen algunos
de los que duermen del otro lado del sol?

¿Oíste hablar de los muertos en Argelia?
Francesito que llevas por el mundo tu civilización,
no me gusta que vengas a mi casa
y me cuentes mi historia tan malamente, vos,
que sos un hijo del sable europeo de Napoleón.

Mientras dos chicos se casan por siempre en Islamabad,
cae una bomba en el medio del templo en Islamabad.

¿Oíste hablar de los desaparecidos?
No son fantasmas, ni zombies,
son gente cuyas familias después de tanto tiempo,
aún no saben dónde están.

Nunca serán beautiful people,
en una fosa común, en el fondo del río,
sin una lápida, se esfumarán.

¿Oíste hablar a los miserables (están por todos lados)
de la república y de la constitución?
Los quiero ver cuando las balas les pasen cerca.
¿Tendrán guapura, tendrán valor?

¿Oíste hablar, oíste hablar
de la ciudad liberada?
Para llegar, tenés que andar,
cruzar el mar y mil montañas.

Es una ciudad de oro, nadie te asegura nada.
Y aunque te muelan a palos, yo sé...

Lo más fuerte, lo más fuerte
es lo que vive en tu corazón.
Lo más fuerte, lo más fuerte
es lo que nace de tu corazón.
Lo más fuerte, lo más fuerte
es lo que grita tu corazón.
Lo mas fuerte, lo más fuerte
es lo que vive en el silencio.

Si es Cristo, o es Buda o flagelarte solo en el dolor,
si es dinero o cualquier puta ambición,
o anestesiarte en el opio.

Lo mas fuerte, lo más fuerte
es resistir el máximo dolor.
Lo más fuerte, lo más fuerte
es aprender a soportarlo.
Lo más fuerte, lo más fuerte
es dar la vida por tu hermano.
Lo más fuerte, lo más fuerte,
que te den ganas de matarlo.

El más fuerte, el más fuerte,
es el que vive sólo en el amor.
El más fuerte, el más fuerte,
no es el cínico, es el árbol.
El más fuerte, el más fuerte
es el que se equivoca de camino.
El más fuerte, el más fuerte,
es quien no cree en los destinos.