Share

Tribu Fandango

Sangre, valiosa sangre

Nunca había junado tanta sangre
enviciando el empedrado
tan sexy, tan morbo.

Limá la chapa y rajá
porque esa lacre es tuya
y vale un mango más.

Qué onda tan espeluznante
tiene el orejudo con tu perversión
tan lúcida, tan sabia.

Que pague Dios esa oferta
sacá el pan dulce o vas a morir
y no te van a extrañar.

Nunca había visto tal ensaña
festejada por su propio mártir
tan cándida, tan simple.

O reaccionás o al Averno
porque esa sangre es tuya
y vale un poco más.