Share

Tribu Fandango

El santo mediador

Ay, qué carita mi jefe
¡Qué tierno que sos!
Ametrallás a los malos
trincando la paz.
Qué lindo estás en los medios
qué bien te excusás
tirando algunos consejos
sobre libertad.

Una bien. Te pido una bien.

Qué seductor mi Patricio
qué bien la ponés
después de haberte nombrado
un ciervo de Dios
Qué comprensivo, mi líder
qué justo que sos
me extinguís al disímil
y ni cuenta me doy.

Ay, qué lealtad, hombre guía
qué patriota sos;
siempre encuentro tu insignia
en cualquier nación.
Que punteria la tuya,
no dejas nada al azar.
No queda ni una creencia
cuando te aseás.
Una bien. Te pido una bien.