Share

El PerroDiablo

Cuando ya no sé que hacer

Cómo retumba al caminar el paso con el que te vas y le pedí una sensación al ruido de la ciudad. Quedé girando al revés en busca de algún por qué, sintiendo el poder de cuando ya no se qué hacer. Ojalá que alguien te cuente que tuve al diablo plantado enfrente. Ojalá que alguien te cuente que él me entendió perfectamente. Si lo pensás tiene sentido, cuando estamos aburridos pensamos mal y desconfiamos de lo que existe. Te escapaste raro, dejándome extrañado, en ese estado de haber entendido demasiado. Ojalá que alguien te cuente que tuve al diablo plantado enfrente. Ojalá que alguien te cuente que él me entendió perfectamente.