Share

Científicos del Palo

El retorno del Estado

La gente grita “váyanse todos”
en un país que se hunde en el lodo.
Desfilan cinco presidentes,
una semana sin precedentes.

Después del enano cabezón,
el del “aparato” y el corralón,
un flaco juega con el bastón
y jura ser fiel a su convicción.

Hay vida…

“Descuélgueme, Comandante,
los retratos de estos traidores repugnantes”

Prefiero siempre al Estado
antes que al vil empresariado,
prefiero al que me representa
antes que al que busca su renta.
Prefiero al que está de mi lado
antes que el bienestar privado.
Prefiero un plan proteccionista
antes que al gen colonialista.

Se cancela la Deuda Externa,
“chau al Fondo” y su influencia eterna.
Se lucha por los Derechos Humanos,
y abrazamos a los países hermanos.

Gana otra vez el modelo,
asume Cristina, el gorilaje de duelo.
Se enfrenta a la clase agroexportadora,
y Cobos suelta su estirpe traidora.

Hay ira…

Cuando se reparte, siempre hay tensión:
no quieren ceder ni un metro cuadrado de su mansión.

Se va el pingüino y el pueblo llora,
la despedida es conmovedora.
Festeja la crema conservadora
pero él vive acá y ahora.

Rema el gobierno entre tiburones,
entre los medios, las corporaciones.
Para los nenes, asignaciones,
pa´ los carneros, expropiaciones.

La mayoría es abrumadora,
nuevo gobierno de “la Señora”.
Cierra la puerta importadora
y a la industria le llega su hora.

Prefiero siempre al Estado
antes que al vil empresariado,
Prefiero un plan proteccionista
antes que al gen colonialista.