Share

Científicos del Palo

El Masón

Sirvió al ejército español
hasta que América lo necesitó
y él se embarcó:
por una Patria Grande
llega el Libertador.

“El ejército no está
para autorizar la tiranía
ni sostener gobiernos:
está para proteger
la voluntad del pueblo.”

Y a paso redoblado
retrocede el enemigo
contra el río, en San Lorenzo,
bajo un rojo sol intenso.

Recluta esclavos y pobres,
con cinco mil hombres
cruza los Andes y Chile es libre.
No hay tiempo pa´ relajarse,
a Perú hay que embarcarse.

Vence en Lima y pide ayuda
pa´ seguir emancipando.
Como Rivadavia lo abandona,
a Bolívar le cede el mando.

“La guerra a los Españoles
hay que hacérsela como se pueda.
Si no hay plata ni ropa andaremos en pelotas,
como los indios, nuestros compatriotas.
La hora de los patriotas ha llegado
es mejor morir que vivir como esclavos.
Seamos libres, lo demás no importa, hermanos.
Juremos no dejar las armas de las manos.”