El sitio del rock en Argentina 21 años online
Entrevistas

Waso Fuentes continúa presentando "Punto de inflexión"

El segundo material discográfico de Waso Fuentes fue realizado de manera independiente en los estudios Hurlingham Records. La producción artística estuvo a cargo de Diego Pugliese; mientras que la mezcla y masterización corrió por cuenta de Sebastián Bastini.

"Punto de inflexión" cuenta con diez temas propios y la versión del tema "Debo seguir buscando", de Pappo. A su vez, el corte de difusión "No" tiene un videoclip oficial que “remarca una sociedad hipnotizada por un mundo tecnológico, que busca estar siempre conectada y, a su vez, deja de interactuar con la vida real”.

Cabe destacar que Waso Fuentes es un artista solista y cantautor cordobés que se radicó en la ciudad bonaerense de Hurlingham. Su estilo pop rockero le permitió hacer shows en innumerables escenarios de Capital Federal, Gran Buenos Aires y el interior de Argentina.

La banda que actualmente lo sigue en esta ruta musical está compuesta por: Lito Alarcón, en guitarra; Víctor Díaz, en bajo; y Adran Di Gaetano, en batería.

¿Cuándo y por qué decidiste radicarte en Buenos Aires?

Waso: Me radiqué en el Gran Buenos Aires en el año 1997 por cuestiones laborales. Surgió un trabajo con un atractivo económico interesante que me ayudó a costear mis inicios musicales. Ya fuera en equipamiento o clases.

¿Cuáles fueron los primeros escenarios que te abrieron las puertas?

Waso: Los primeros escenarios fueron los clubes de barrio, algunas sociedades de fomento y fiestas privadas donde toqué. Como todo artista under, he pateado la ruta para llegar a innumerables lugares. A medida que fue creciendo este proyecto musical se presentaron oportunidades cada vez más interesantes.

Con el primer disco, que fue editado a través de los convenios de La UMI, trabajamos muy duro para conseguir escenarios como The Cavern Club, ECuNHi, el Salón Auditorio del Hotel Bauen, etc.

Después empezamos a conquistar las plazas, los centros culturales, las bibliotecas y los festivales organizados por los municipios de Ituzaingó, Hurlingham, Morón, La Matanza y La Ciudad Autónoma de Buenos Aires, entre otros.

Con el disco "Punto de inflexión" logramos que este último tiempo se nos abrieran las puertas de los lugares donde todas las bandas siempre desearon tocar alguna vez. Tal fue el caso Santana Bar, de Ramos Mejía; Auditorio Oeste, el Galpón de Hurlingham, La Fuente, Niceto, Circus de San Justo, etc.

De todas maneras, a nivel personal, considero que todos los escenarios son importantes y cuando me toca subir a cada uno de ellos entrego el corazón.

¿Qué opinión te merece la movida actual como artista independiente?

Waso: Hay muchas propuestas interesantes rodando por ahí y brindando lo mejor de sí. Siempre trato de ser optimista; creo que lo mejor está por venir. ¿Y por qué digo esto? Porque noto cada vez más profesionalismo y compromiso en las nuevas generaciones. Se está perdiendo la cultura del reviente y de atar todo con alambre.

¿Cuáles fueron las composiciones que dieron el puntapié a este nuevo material bautizado “Punto de inflexión”?

Waso: Podríamos decir que las composiciones que dieron el puntapié inicial fueron “NO” con un coro simple y pegadizo, pero con varios mensajes que hoy son considerados subliminales.

“No te acerques a mí que puedo lastimarte. No dejes que intoxiquen tus sueños. Sé felíz” son frases de las que yo mismo me sorprendo.

Luego viene “Espíritu de otro mundo”. En este último tema el tipo se libera de todo, del qué dirán y de los prejuicios: “No me lastima escuchar tu adiós, todavía puedo respirar. Me aventuro a no mentirme más y proteger mi libertad”.

Cierra el disco con “Grafitis en el infinito”, que está dedicada a la mejor creación que hice en mi vida: mis hijos.

¿Qué concepto buscaste transmitir?

Waso: Mi objetivo fue buscar y encontrar un estado de bienestar para aquel que escuchara mi canción. Me encanta cuando la gente procesa ese sentimiento y se refleja en ella.

El camino de un artista apasionado es bastante sinuoso y de la mochila sacamos amor, tristezas, alegrías, muerte e injusticia; y eso lo llevamos a las canciones.

¿Qué condimentos técnicos te propusiste mejorar?

Waso: Todos. El sonido y musicalidad estuvo a cargo de Diego Pugliese y Sebastián Bastini. La grabación se hizo en Estudios Hurlingham Records.

De entrada decidí dejar todo en manos de una producción. Incorporamos algunos músicos sesionistas para pulir cositas que hacen grande a una obra. La imagen, la estética general, la fotografía y la prensa, también son elementos que hacen que un material artístico sea bien considerado.

¿Por qué elegiste incorporar la versión de “Debo seguir buscando” de Pappo?

Waso: Tiene un mensaje simple y directo. Creo que es lo que más pega en el corazón. Es una versión muy distinta a la original. Cuando la interpretamos en los shows noto que aquel que conoce el tema la canta sin problema y eso está muy bueno. “Ya hace mucho tiempo que quisiera encontrar algo distinto para mí....Debo seguir buscando”.

¿Cuáles serán los próximos destinos?

Waso: Waso Fuentes en el 2018 cumple 10 años y el proyecto sigue en pie. Hay una idea de hacer un maxi simple y un par de videoclips. A su vez, la producción se está encargando de pactar dos o tres fechas muy importantes. Por suerte aún hay bastante tela por cortar y eso es más que genial.