El sitio del rock en Argentina 21 años online
Entrevistas

Verba Aurelia: "Grabamos todo sin la ayuda de nadie"

Verba Aurelia, la banda liderada por Augusto Feliciani, presentará “Siete”, su nuevo trabajo, el 7/7. Hablamos con él de esta coincidencia y de cómo montaron su estudio desde cero.

“A la mayoría de los artistas les sirve componer cuando están en una mala racha, porque es el momento exacto para escribir lo que les está sucediendo. Yo lo hago como una forma de terapia”, explica Augusto Feliciani (guitarrista y voz de Verba Aurelia) sobre su manera de crear.

Parte de este método llevó a que la banda terminara el EP “Siete”, que como su nombre lo indica, tiene siete temas. Aún así, Feliciani remarca que los bajones refieren a otras etapas de su vida, y que no necesariamente se siga sintiendo así. “Son experiencias pasadas, que quise transmitir a la gente que estaba viviendo lo mismo”.

-¿Sentís tristeza al volver a cantarlos?

-No, porque quedaron como recuerdos que pude superar. Todas las canciones del primer EP fueron escritas en esos momentos, pero del segundo sólo puedo destacar “No vuelvas a caer”, que habla de una etapa en la que estaba cansado de tropezar con la misma piedra. Los demás temas se basan en diferentes personas que conocí, y no de mis experiencias de vida.

Aunque Verba Aurelia se formó oficialmente en 2012, en Vicente López, la banda ya había tenido otro nombre: Ridith. El cantante explica que lo renovaron porque el primero era parecido a una conocida banda de reggae -en referencia a Riddim-. El significado de Verba es “palabras”, y Aurelia fue un nombre de mujer que salió por preferencia de todos.

“Nos gusta que el nombre de una banda esté compuesto por dos palabras y que dé un significado llamativo. En este caso, juntando las dos quedaría ‘Las palabras de Aurelia’, y lo que quisimos decir con este nombre es que a cada canción compuesta la transmite alguien, que existe y que vivió cada letra”, explica Feliciani.

La banda -que tiene influencias del rock alternativo y del grunge- es completada con Marcelo López en guitarra, Alberto López en bajo y Ezequiel Vargas en batería.

-Los marcaron grupos como Stone Temple Pilots, Foo Fighters y Pearl Jam. ¿Qué discos en particular elegirían?

-Puedo nombrar un montón, pero esas bandas son las principales. De Stone Temple Pilots remarco “Purple” (1994), y de Pearl Jam el disco homónimo (2006). Para mí, ambos tienen un sonido crudo proveniente del grunge. Y en el caso de Pearl Jam, fue su retorno a la vieja escuela. De Foo Fighters puedo nombrar “There Is Nothing Left To Lose” (1999). Fue un antes y un después para ellos, porque parece que hubieran bajado mil revoluciones y crearon canciones que a nosotros nos inspiraron para componer las nuestras.

-Grabaron “Siete” sin productores ni estudios de por medio. ¿Por qué decidieron hacerlo de esa forma?

-Primeramente por la economía. Una banda que recién empieza en el circuito del under no tiene suficiente fondos para solventar la grabación en un estudio y pagar un productor. Hoy lo digital llegó a simular muy bien a lo analógico, y con algo de voluntad podés adquirir equipos mínimos, anotarte en cursos y grabar lo que quieras. Te vas a acercar demasiado a lo que se puede grabar en un estudio. Esto no quiere decir que en el día de mañana no querramos entrar en uno y grabar profesionalmente, porque nos encantaría. En segundo lugar, haberlo hecho en un home studio propio nos dio el tiempo suficiente para desarmar, corregir y ajustar los temas que hoy componen "Siete".

-¿Cuánto tiempo les llevó aprender las técnicas profesionales de grabación, y cómo lo hicieron? ¿Ya tenían experiencia en eso?

-Entre los cursos y que uno se amiga con la tecnología, aprender lo básico lleva unos meses. La experiencia, que yo aún no la tengo, se adquiere con el tiempo, dándole uso diario e investigando las cosas nuevas que van apareciendo. Es muy interesante entrar en ese terreno.

-¿Volverían a grabar otro EP/disco dentro de ese home studio?

-Por supuesto, me encantaría. Pero no tenemos la práctica ni el equipamiento como para que suene mejor que "Siete". Para el próximo buscaría un sonido más profesional, con mejores instrumentos y alguien totalmente experimentado, para que Verba Aurelia suene de la mejor manera. Siempre y cuando el bolsillo ayude (risas).

-En 2015 habían editado un EP llamado “Siete temas, siete noches”, por lo que la palabra “Siete” es recurrente dentro de la banda. ¿Cuál es la relación que encuentran?

-Ése es exactamente el mismo EP, pero desde 2015 no lo sacamos a la luz... hasta ahora. Tuvimos un parate, y al volver decidimos recortar el nombre y cambiar el arte de tapa. No hay una relación sobre el número, se fue dando por casualidad y pegó fuerte en la banda. Se le puso ese nombre por la cantidad de temas, y por los días de la semana en los que fui editando las canciones. Sólo eso

-Volviendo al presente, van a mostrar “Siete” el 7/7, en Niceto Lado B. ¿Buscaron específicamente ese día?

-Aunque no lo crean, fue totalmente una coincidencia. La verdad que quedó espectacular para llamar la atención del público. Para el futuro no sabemos qué pasos vamos a tomar, pero tenemos la idea de seguir presentándolo lo más que se pueda. También queremos grabar un disco para 2019, pero no nos apuramos. En lugar de eso disfrutamos del momento, y dejamos que las cosas buenas vengan solas. ¡Todo a su debido tiempo!

Fotos: KVK/Edgardo Kevorkian.

Verba Aurelia tocará el 7 de julio en Niceto Club (Lado B). Mientras tanto, podés escuchar “Siete” en todas las plataformas digitales.