El sitio del rock en Argentina 20 años online
Shows

Utopians: post-parto, rock and roll y repudio a Cordera

Desde la última vez que Utopians tocó, en aquél Vorterix, pasó una eternidad. Por esos días el pequeño nuevo integrante de la banda se encontraba dentro de la panza de su mamá. Ahora a muy pocos meses de haber dado a luz retomaron el vivo y esta vez con un nuevo espectador y fanático número 1.

Se murmuraba en los cortos silencios del show que “la maternidad le sentó bien”, “debe ser el post-parto”, la realidad nunca la sabremos pero lo cierto es que cada vez suenan mejor.

“Para nosotros es un milagro ver tanta gente, gracias a todos por venir es un sueño hecho realidad” Así se presentaba una de las

bandas de post-punk con mayor presente y futuro de la escena nacional, que cada vez llega a más oídos y crece de manera profesional permanentemente.

La noche del sábado era fría como casi todas las del mes de junio, el primer puntapié de Utopians fue con “Alimañas” y “Los ríos” ambas de su más reciente labor discográfica “Todos nuestros átomos”.

El sucesor de “Vándalo” (2014) sigue una misma impronta pero con un sonido más afianzado y maduro. El show en vivo es potente. Prácticamente sin barreras entre el público y la banda, subidas y bajadas constantes al escenario, besos y abrazos a Barbi, guitarras imaginarias, mosh, pogo y más.

Los temas que siguieron eran un ping pong constante de los álbumes anteriores. Así pasaron “Trastornados”, “Gris”, “Algo Mejor”, “Come baby”, “Say Hello” y “Allá Voy” entre otras.

Un punto altamente emotivo se produjo cuando reversionaron “En Remolinos” del disco “Dynamo” (1992) de Soda Stereo. Durante el efusivo recital tuvieron algunos inconvenientes al romper un parche de la batería pero eso dio lugar al ingenio de Gus Fiocchi y Barbi Recanati que rápidamente tomaron sus instrumentos para realizar diversos covers hasta que el problema se solucionara. El invitado de honor fue Jimmy Rip, guitarrista de los míticos Television, quien produjo “Todos nuestros átomos”, para tocar “Uhh”, “Funeral” y “Las Arañas”.

Antes de la despedida, Barbi en su rol de mujer y madre, se tomó unos minutos para reflexionar acerca de las presentaciones de Gustavo Cordera el próximo 15 y 16 en la misma sala. "Lo que dijo el señor Gustavo Cordera se condena. Amo este lugar y ojalá la semana que viene reflexionen", pero el repudio no quedó solo ahí: más tarde, una vez finalizado el show, un grupo de jóvenes se encontraría protestando en la puerta del local con leyendas como "Cordera sos la cultura de la violación" y "La Trastienda encubre violadores", reclamando que no se permitan los conciertos programados.

La despedida, luego de 90 minutos de puro rock y disfrute, llegó con la ya clásica interpretación de “Estallando desde el océano” de Sumo. Y a los eufóricos pedidos de seguir tocando, consultaron con los administradores del lugar, quienes les dijeron que tenían que entregar la sala. Utopians sigue demostrando, al igual que otras bandas, que el rumor de “que el rock está muerto” se reduce a tan solo eso, un rumor.

Fotos: Mercedes Cotoli