El sitio del rock en Argentina 21 años online
Entrevistas

Los Guarros presentan "7" y estrenan video

Los Guarros, la banda liderada por Javier Calamaro en voz y El Gitano Herrera en guitarra mostrará su nuevo trabajo en vivo, integrado por tres canciones nuevas y diez clásicos de su etapa anterior, reversionados. La cita será este jueves 26 de abril en Lucille de Palermo.

Uno de los grupos más destacados del rock nacional durante la década de los '90s, con seis discos editados y escenarios compartidos con artistas internacionales como The Cult y Guns N’ Roses, se reencuentra después de 20 años para demostrar que la magia sigue intacta.

La banda está integrada por Javier Calamaro en voz; Gitano Herrera en guitarra; Daniel Castro en bajo; el Zurdo Alaguibe y Marcelo Mira en baterías. El primer single es el clásico "Vamos a la ruta", video grabado durante diferentes presentaciones del grupo en vivo durante 2017.

¿En qué momento se encuentran Los Guarros?

Javier: Es una cosa muy difícil de definir porque no hay parámetros. A uno cuando le preguntan cómo está responde en base a su estado habitual, pero esta banda no lo tiene porque estuvo en criogenia durante dos décadas. No fue por elección, sino la vida misma. El Gitano se fue a vivir a Estados Unidos y en ese momento me ofrecieron un contrato solista, así que no me dio tiempo a pensar mucho. Tenía canciones que no eran parecidas a las de Los Guarros y arranqué sólo.

Lo que pasó este tiempo fue un regalo y una especie de cosa extraña en retomar donde quedamos. Aunque tampoco era así del todo porque en veinte años aprendí a cantar y producir. Antes para mi hacer un disco era como hacer un edificio y meterle un montón de cositas a cada canción. Ahora, por el contrario, tengo un concepto mucho más primario y que le queda mejor a los temas originales. Lo que hicimos fue ir directamente al riff y potenciarlo.

¿Cómo fue esa química entre El Gitano y vos?

Javier: Yo compuse con varias personas, antes y después de Los Guarros, y sin embargo lo nuestro era algo muy especial porque era química auténtica. El Gitano traía la idea de un Riff, que era como el esqueleto, y yo le construía el cuerpo alrededor. Resultaba algo muy sólido y por eso nos dieron ganas de retomar.

Cuando me junté con él me dijo: “Mirá que yo no toco tantas notas” y yo le dije: “Qué bueno porque yo tampoco lo hago”.

Contame de ese reencuentro.

Javier: Mis shows siempre varían entre lo rockero y multitudinario. También me gusta lo íntimo del tango, pero con Los Guarros aprendí a tocar para 60 mil personas.

Hace dos años atrás hicimos una fecha importante en el puerto más grande de la provincia de Buenos Aires, que es Ingeniero White. Antes de tocar viene el percusionista y me dice que esta El Chizo. Yo no lo conocía en personal, entonces me lleva hasta ahí y le digo que es un honor y que quiero que venga a cantar conmigo. Cuando llega el momento de subir al escenario le pregunto qué tema sabe y me dice: “Vamos a la ruta”. La hacemos y seguimos la gira con nuestro micro. Cuando emprendemos el regreso todos joden con la situación y con la vuelta de Los Guarros.

En un momento El Zurdo, baterista de mi banda, me pregunta hace cuánto que no sé nada de El Gitano y caigo en la cuenta de que el último mensaje de texto que intercambiamos fue cuando recién empezaba la telefonía celular en Argentina.

¿Por diferencias o se dio así?

Javier: Él se va veintidós años atrás y vuelve unos meses como para irse de nuevo. Entonces le digo que tengo unas ideas para un disco y decanta en Pampas Lisérgicas. El mismo pasa sin pena ni gloria después de producirlo entre nosotros y licenciarlo a Universal Music. Creo que es el mejor disco de Los Guarros lejos, con lo cual la sensación de que frizamos la banda resulta más rara.

No llegaron ni a presentarlo.

Javier: Si lo hicimos, habremos tocado con suerte en un show acá. Después de veinte años El Zurdo me pasa el teléfono de El Gitano por si le quiero mandar un mensaje. Finalmente lo hago y le pongo que estamos volviendo de gira y que cantamos “Vamos a la ruta”. Él tenía el teléfono en un cajón porque era una línea argentina que usaba para pasar música en su bar. Me contesta al otro día y siento como una mezcla entre Deja Vu e imágenes. Hablamos como veinte veces en el mismo día y al siguiente me cuenta que en cuatro días viene para Buenos Aires. Entonces le propongo reunirnos en un escenario y llamo al dueño de Makena para pedirle prestado el lugar. Le digo a mi banda que saque todos los temas que pueda para la fecha y vamos.

Habremos tocado ocho temas y fue la primera vez que nos encontramos. Si tenés la sensación de que está súper bien, consolidás todo eso arriba del escenario. El Gitano estaba mejorado, así que de por sí me encantó. Recuperé a mi amigo y mi socio.

A partir de ahí empezamos a juntarnos todos los meses para hacer Los Guarros, pero no como antes o como la carrera solista. La consigna es un grupo de amigos pasándola bien y haciendo rocanrol.

El Gitano me propone llamar a Castrito y a Marcelo. El Zurdo ya estaba ahí. Resulta que Marcelo es el primer batero de la banda y, por ende, parte de la identidad. Al sacar la percusión nos quedan dos bateros, entonces decidimos seguir así.

En el disco terminaron quedando tres temas nuevos y diez reversiones.

Javier: Quisimos retomar los temas donde los dejamos, como si los hubiésemos compuesto ayer. Hoy no los haríamos así porque ya no me interesa ese concepto ochentoso y noventoso. Busco el sonido de una banda, no arreglos. Entonces volvimos al riff y lo potenciamos. Todo era medio nuevo y teníamos cincuenta temas. De esos agarramos los que más nos gustaban como “San Pedro” y “Té de Cactus”.

Algunos los cambiamos tanto que hasta le modificamos el título porque consideramos que era algo nuevo. A su vez, un par no los grabamos a propósito para guardarnos lo mejorcito.

Van a estrenar el video del tema “Y la nave va”.

Javier: Es un tema más luminoso, de otro corte. Yo tengo un punto de vista y con eso me puedo poner más ácido o más guerrero; más bueno o malo, por ejemplo. Es lo que soy en ese momento.

El video puntualmente nos muestra a nosotros y fue dirigido por un pibe de veinte años que me recomendaron.

¿Cómo se preparan para la presentación en Lucille?

Javier: Vamos a tocar con todo y eso incluirán los temas del disco., Además me gusta la versión que hace El Gitano del tema “Sucio y desprolijo” y probablemente el show incluya esos condimentos.

La última vez que tocamos agarramos dos o tres temas lentos y los pegamos a todos para hacer un popurrí.