El sitio del rock en Argentina 21 años online
Entrevistas

Hans Laguna: "Pop de autor"

El músico y productor español llegó a la Argentina para presentar su cuarto disco solista, "Manual de fotografía", y comenzar a gestar su propio público.

Vengo a tocar mis canciones en pequeño formato, así que espero conectar con el público desde la honestidad y la cercanía –confía el cantante y guitarrista catalán-. Empiezo a darme a conocer, así que pretendo venir cada cierto tiempo a tocar aquí y poder ir construyendo poco a poco un público afín”.

Hans Laguna ha visitado estas tierras en otras oportunidades como guitarrista del asturiano Nacho Vegas, pero en esta ocasión llegó para mostrar su propio material con dos fechas a principio de septiembre en el barrio porteño de Palermo.

Señala que, además del idioma, siente que comparte con los argentinos cierta sensibilidad y sentido del humor. Reconoce no estar tan familiarizado con la música argentina salvo figuras como Andrés Calamaro, Charly García y Spinetta; aunque sí menciona conocer artistas “indies” como El Mató A Un Policía Motorizado, Juana Molina y Francisco Bochatón, y del mundo del folklore remarca a Atahualpa Yupanqui o Leda y María (el dúo conformado por Leda Valladares y María Elena Walsh).

El cantautor español -además de llevar adelante una carrera como sociólogo- tiene editados cuatro álbumes: “Primeras marcas” (2012), “Oteiza” (2013), “Deletrea” (2014) y el reciente “Manual de fotografía” (2016).

Para aquel que no te conoce, ¿cómo describirías tu sonido?

Hago una especie de pop de autor, con medios tiempos y un carácter meditativo. Mezclo diversas influencias y sonoridades, ampliando los límites de las canciones, pero tratando de no perder mi voz.

En tu último disco te nutriste de varios sonidos que fuiste recogiendo en distintos viajes por el mundo.

El gran hallazgo fue incorporar diversas capas de percusiones de todo tipo. En general, pretendía ser más luminoso y menos “ombliguista”. El proceso se alargó mucho más de lo esperado y fue complicado en lo artístico y en lo personal, pero siento que al final valió la pena.