El sitio del rock en Argentina 20 años online
Entrevistas

Hacia la fuente de Los Álamos

Los Álamos, la banda narco-country, se presentará este sábado 26 de septiembre en el Centro Cultural Matienzo a las 21hs para festejar 10 años de su primer disco, "No se menciona la soga en la casa del ahorcado".

Como el personaje de Bécquer que es seducido por los ojos verdes de un demonio y obnubilado es arrastrado hacia el fondo de un estanque, los asistentes a esta cita seremos guiados hacia la fuente de Los Álamos, y pereceremos allí. La banda puede usar el mote de culto, sin problemas, sin restricciones.

Es una banda con raíces en Buenos Aires con dos de sus integrantes viviendo en el exterior actualmente. Logran organizarse una o dos veces por año para tocar y hacer una pequeña gira. La gente que los conoce no perdería ese único show por nada del mundo.

En 2013 me llegó un compilado de La Tribu, del año 2005. “Tomá, ésto lo tendrías que tener vos”, me dijo una amiga. Puse el disco en el auto y sin mirar los temas fui adivinando algunas bandas: Pez, The Tormentos, Coiffeur, Bicicletas. El juego me mantuvo entretenida. De repente una guitarra somnolienta, un ritmo de maldad, de otro planeta. La entrada de la banda, directo a la nostalgia, a ese lugar donde uno cree que tiene escondido el odio y el amor, el resentimiento, lo oscuro de cada uno. Una luna llena se levantó en el firmamento con esa canción. Sentí un escalofrío, no sabía qué banda sería, pero supuse que no era de acá. Cantaban en inglés “Hey girl I got a secret for you. My name is not that name”, una cadencia asesina en domingo. Repetí el tema infinitas veces. Cuando miro el sobre del disco, leo: Los Álamos. Una vez adentro, la banda se queda para siempre.

Los Álamos no tocan en Argentina desde noviembre de 2014 y se los espera con muchas ansias. Joaquín, baterista, porteño, nos contaba: “El año pasado tuvimos dos reuniones. Solemos hacer una juntada por año, por suerte fueron dos esta vez. En Junio tocamos en el festival Ciudad Emergente, cerramos una de las noches. En Noviembre nos juntamos para presentar nuestro último disco de estudio “Luces Blancas” y tocamos en el festival Music Wins. Hace casi once meses que no tocamos”. El tiempo corre diferente a la normalidad en la vida de la banda, parece mucho pasar casi un año sin shows. El motivo es que sus integrantes no viven en Argentina. “Para nosotros es habitual desde hace un tiempo. Es una situación no convencional, pero a la que nos hemos acostumbrado desde el 2009. Peter, el cantante, vive en Marsella, Francia. Entonces el venía una vez por año y hacíamos una gira. Desde 2013, Andrés, el bajista vive en Berlín. Vino ese mismo año e hicimos una gira. También vino el año pasado para hacer unos trámites y aprovechamos a tocar”. Al contrario de los argentinos viviendo en el exterior uno de los integrantes es un extranjero naturalizado. “Jonah es norteamericano, vive acá, se casó. Él está más argentino que los argentinos que viven afuera”. El resto de los integrantes está establecido en Buenos Aires.

La banda sufrió algunos cambios pero no muchos en estos 12 años de carrera. “Los últimos que entramos al grupo fuimos Andrés y yo, eso fue en Marzo de 2007. Andrés ya venía tocando el Banjo en algunos shows, como invitado, cuando el bajista se fue ocupó el lugar, justo se fue el baterista y entré yo. A los dos meses empezamos a grabar el segundo disco de la banda El Fino Arte de la Venganza.”

Casa integrante tiene una vida durante el año que queda fuera del tiempo cuando se reúne la banda. “El Cantante tiene 2 hijas, una con meses de vida. Los viajes siempre se organizan de forma exprés para que ningún tenga que parar la marcha, y ninguno se complique demasiado. Al tocar una vez por año todo lo demás que hacemos se detiene, pero tampoco podemos hacer que la vida se detenga mucho tiempo. Nos organizamos. Yo no dejo de dar clases de batería esta semana que ya están los chicos, tratamos de que siga cotidianeidad”.

Los Álamos van a tocar y se arma un revuelo importante en las redes sociales, mucha gente no hace otros planes porque esto pasa una vez por año y no te lo podés perder “la gente responde bastante. Eso fue al principio una gran incógnita. En el 2009, que tuvimos ese primer periodo de no tocar juntos, no sabíamos qué iba a pasar con la convocatoria. Era una duda total. Con los años, tanto acá como en Chile, Uruguay y Brasil, donde solemos ir cuando nos juntamos, ocurre algo muy llamativo que es que la convocatoria aumenta. Viene gente que por ahí cuando tocábamos seguido no eran mayores, ni siquiera púberes. Muchos chicos de 18 años que viene a los shows, que obviamente cuando dejamos de tocar en 2008 tenían 10 años, muy pequeños".

De cómo grabar un disco con gente viviendo en distintas partes del mundo

Joaquín nos contaba que para sacar un disco en estas condiciones. “La única manera es rápido. Es una anécdota muy graciosa y muy linda. En 2013 dijimos, bueno loco hagamos un disco, porque nuestro disco anterior a “Luces Blancas” es de 2008. En nuestra vida como banda y de shows, fueron en 5 años, 20-30 shows, es poco, pero para la lógica está bueno que una banda tenga material nuevo. Entonces un poco antes de juntarnos en el 2013 empezamos a cranear vía Skype. Uno mandaba ideas. Nos juntábamos acá a revisarlas. Cuando nos reunimos todos para la gira nos encerramos una semana y terminamos de componer el disco. Estuvo buenísimo. Después lo grabamos en estudios El Pie en 2 días. Grabado en vivo. Salió bien y fue muy gratificante. Gonzalo, el Pájaro, nuestro ingeniero de sonido tiene un estudio de mezcla que se llama Crudo, el siempre busca ese sonido que logramos. La idea del master es que no se meta mucho con la mezcla que hace el ingeniero. Es lo que hicimos con los discos anteriores. Pero esta vez cuando masterizamos, quisimos darle una pequeña vuelta de tuerca. Buscamos a Dennis Blackham, que trabajó con Rolling Stones, pero también con INXS por ejemplo. Tiene una visión no tan estrictamente rockera del asunto. Pudo entender muy cercanamente a la perfección lo que estábamos buscando. Consolidar la mezcla, sin apretarla demasiado, para que no se pierdan sutilezas. Nos entendimos genial. El resultado nos gustó inmediatamente. Las correcciones fueron mínimas. Listo. Como dato anecdótico, el último disco que masterizó, fue el nuestro. Después, se jubiló".

“Lo más fácil es sonar. Podemos estar un año sin vernos, y en cinco minutos de ensayo, con honestidad, puede sonar a cliché, pero volvemos a sonar bien. El primer ensayo después de la larga separación teníamos miedo, qué pasaría… al toque ya estaba sonando todo como el último ensayo. Por suerte para nosotros volver a hacer sonar los temas después de mucho tiempo de separación no es un problema. Lo más difícil es sin duda: poder juntarnos. Tienen que coincidir los tiempos de los seis, organizar para que todo sea rentable porque como mínimo tenemos dos pasajes de europa para acá que cubrir para que esto exista. Porque aunque nos encante tocar, la idea es que se puedan cubrir los gastos. Coordinar eso es lo que más cuesta”.

La banda promete una lista bastante extensa, van a tocar el primer disco completo, que es el motivo del reencuentro “Después los hits (risas) los infaltables”.