El sitio del rock en Argentina 21 años online
Esenciales

Esenciales: "No te dejes desanimar"

Tras la disolución de Sui Generis, Charly García formó un supergrupo de rock sinfónico. Y en esos momentos tan oscuros de la dictadura militar, La Máquina de Hacer Pájaros cantaba “No te dejes desanimar”.

Descargar el archivo en mp3

Buenos Aires, año 1977

“Es como una máquina de sonidos posibles e imposibles, un provocador de emociones. Y García es cualquiera, es Pérez; y la máquina es lo que García o Pérez tienen también como máquina de hacer pájaros propia, la gran posibilidad que tenemos todos de crear, que sólo hay que descubrirla para ponerla en marcha”. Así explicaba Charly la aparición de “La máquina de hacer pájaros”, banda que formó luego de Sui Generis y de la breve experiencia de PorSuiGieco.

Ya sobre el final del dúo que integró junto a Nito Mestre, el músico se había visto deslumbrado por los sintetizadores y las máquinas, nuevas por aquellos tiempos. En el tercer disco, “Pequeñas anécdotas de las instituciones”, ya aparecieron esos sonidos ‘raros’, muy diferentes a la primera época de Sui. El genio musical de García siempre lo colocó a la vanguardia en las tendencias musicales, y “La máquina…” no sería la excepción. Fue la primera banda del rock nacional en contar con dos tecladistas, el propio Charly y Carlos Cutaia. Y realmente hizo honor a su nombre como una máquina increíble de sonidos y ritmos.

Mientras tanto, el país se desangra por las acciones de la más oscura dictadura militar. Se empieza a tener noticias sobre listas negras y desaparecidos. García grita “No te dejes desanimar, no te dejes matar, quedan tantas mañanas por andar”. Luego de un primer álbum lleno de clásicos, el segundo fue conceptual, inspirado en la pasión de Charly por el cine y en la idea de que no se podía hacer mucho en esos tiempos de represión y censura, más que ver películas. Canciones como ‘Marilyn, la Cenicienta y las mujeres’, ‘Qué se puede hacer salvo ver películas’ o ‘El vendedor de las muñecas de plástico’, sumados al arte de tapa, conformaron este disco temático.

“No te dejes desanimar” fue la tercera canción del lado A y tenía un subtítulo que enfatizaba más la idea: “Vamos todavía!”. Charly hizo la letra, al igual que en todos los temas del disco, y Cutaia la música y los arreglos de cuerda. El mensaje es totalmente claro: “…no dejes de reírte, no te cubras de soledad. Y si el miedo te derrumba, si tu luna no alumbra…no te dejes desanimar, para un poco tu mente y ven acá”. En tiempos de miedos y atrocidades, lejos de la ingenuidad de desconocer la realidad, García intenta transmitir un poco de esperanza con su música.

El disco se grabó en los estudios ION entre el otoño y el invierno de 1977, y fue editado por el sello Microfón. La propia banda hizo la producción, con la supervisión del mítico Jorge Alvarez, fundador del sello Mandioca. La tapa fue diseñada por Juan Gatti, célebre ilustrador del rock argentino. En ella se puede ver a los músicos saliendo del cine, de ver la película “Trama macabra” de Alfred Hitchcock. Una manifestación clarísima sobre lo que ocurría en el país.

A los pocos meses de la edición de este disco llegó la separación de la banda. Fue Charly en realidad quién decidió irse, y el resto de los músicos siguió ensayando una semana pensando en la posibilidad de seguir adelante, pero entendieron que sin el alma no podían. Charly lo explicó así: "Ya estoy cansado de tener que pensar cada cosa de La Máquina, de ser el responsable y dar la cara por el grupo. Me estoy comiendo una paranoia total por ese asunto; ya no quiero sentir el peso de una estructura grupal, quiero alejarme de todo ese mambo. Ahora, la cosa será distinta, voy a hacer lo que realmente me indique el corazón; en ‘La Máquina’ tenía que hacer lo que me ordenaba mi cabeza, y me cansé".

Ficha técnica:

Autores: Charly García (letra) – Carlos Cutaia (música)

Intérprete: La máquina de hacer pájaros

Músicos: Charly García (voz, teclados, guitarras), Carlos Cutaia (teclados), Gustavo Bazterrica (guitarra), José Luis Fernández (bajo) y Oscar Moro (batería).

Álbum: Películas (1977)

Duración: 4 min. 10 seg.