El sitio del rock en Argentina 21 años online
Entrevistas

Ese Perro: “Somos inquietos por naturaleza y nuestro ecosistema ideal es el constante movimiento”

El quinteto de indie pop alternativo Ese Perro presenta nuevo corte y video de la canción “La colina”, del disco “Hacer un fuego” (2016), mientras se preparan para su show en La Tangente.

“La primera llamada de atención con ‘La Colina’ fue notar que en las tiendas virtuales era una de las tres canciones más escuchadas de “Hacer un Fuego” a pesar de no haberla tocado nunca en vivo y estar situada casi al final del disco –señala el bajista Alejandro Crimi-. Este factor la puso en carrera y ahí comenzamos a imaginar y a darle vuelo a una idea. Es una canción que dispara muchas imágenes, muy fílmica”.

Con un año en la calle, “Hacer fuego” es el tercer y más reciente álbum del conjunto de Buenos Aires que se completa con Bruno Chattás (voz y guitarra), Pedro Devoto (guitarra), Rocco Aguado (teclados) y Mauricio Tovar (batería).

Alejandro afirma que aún sienten al disco muy fresco y vigente, como una obra actual desde el lado compositivo, instrumental y sonoro y agrega: “Todavía llevamos las canciones al show en vivo y encontramos cosas nuevas y buscamos la manera de interpretarlas y en ese juego de redescubrimiento hay una cuota de inocencia que nos mantiene entretenidos. De hecho, el 18 de Octubre en La Tangente es la presentación oficial del disco y será la primera vez que toquemos todas las canciones”.

¿Qué satisfacciones les trajo este último material?

Muchas. En principio, la más grande y vital que es estar plenos y conformes como nunca antes con un disco. Luego, nos acercó a mucha gente nueva, nos abrió las puertas para ir a tocar a Estados Unidos y México, nos cambió la manera de componer y de pensar la música y creo que aún nos va a dar muchas alegrías más.

¿Cómo se dio la posibilidad de esa gira y qué tal estuvo?

La gira nació en torno a quedar seleccionados para el Festival SXSW en Austin, Texas, que siempre tuvimos en la mira y por primera vez nos anotamos en la convocatoria justo antes que cerrara. Fue casi como un juego, como quien tira una ficha en la ruleta a último momento sin saber en dónde cae y resultó que cayó en el pleno y tuvimos que armar toda la gira a las patadas (Risas). México siempre fue un obligado y ya estábamos en contacto con un productor de allá para ir, pero no teníamos fecha. Así que una vez que estuvimos confirmados para el festival comenzamos a mandar mails a todos lados de Texas para tocar y en México igual, aunque ya teníamos un poco adelantado ese trabajo, y se armó un tour increíble. Fue nuestra tercera gira internacional y la más productiva. Volvimos con muchas ganas de repetirla lo antes posible, hicimos muchos amigos y tuvimos una respuesta del público sorprendente.

Siendo tan lejos de casa, ¿cómo quedó la relación dentro de la banda una vez terminado el tour?

Nosotros sobrevivimos a una gira de casi seis meses por Latinoamérica en una casa rodante de 1961 hace unos años y ahí pasamos momentos muy extremos, tanto buenos, como malos, así que después de eso cualquier tour es fácil (Risas). Somos muy amigos y con el tiempo y los viajes hemos aprendido a convivir muy bien y cualquier inconveniente que pueda surgir en un ambiente así es secundario, porque la meta es mucho más importante. Obviamente en una gira no todo es color de rosas y más cuando es autosustentada, independiente y cuando vas creciendo, pero no nos olvidamos que en definitiva estamos conociendo el mundo, con amigos y haciendo nuestra música.

Ya con tres discos editados, y casi 10 años de carrera, ¿sienten que encontraron el sonido que buscaban?

No, y tampoco es nuestra búsqueda. Tenemos una manera de ver la música, y cualquier arte, como algo que se transforma constantemente y se alimenta en esa mutación. En todo lo que hacemos hay partes de lo que fuimos aunque no se parezca directamente. Nuestra meta no es encontrar un sonido que funcione y replicarlo eternamente, queremos hacer la música que nos guste hacer en determinado lapso de tiempo y compartirla; y cuando dejamos de sentirnos cómodos y auténticos con una canción, un disco, un estilo o una manera de tocar dejamos de hacerlo o reversionamos o simplemente esperamos a que nos vuelva a parecer natural volver a eso. Nuestra búsqueda artística pasa más por seguir agradando a pesar de ser cambiantes y no ser así desde el lugar de capricho sino desde la autenticidad.

¿Están pensando en nuevo material?

Siempre estamos pensando en hacer cosas nuevas, somos inquietos por naturaleza y nuestro ecosistema ideal es el constante movimiento, pero vamos por etapas, con el tiempo nos ordenamos un poco en esto. La idea es lanzar a principios del año próximo “Hablarte” que es un nuevo single que nació junto al resto de las canciones de “Hacer Un Fuego” pero decidimos no incluir en el disco por una cuestión de concepto. Hoy en día nos encontramos madurando esa nueva canción que, si bien tiene cosas de “Hacer un Fuego”, es algo totalmente nuevo.

¿Y el próximo álbum cómo será?

No tenemos idea para qué lado puede disparar, nunca pensamos qué rumbo tomar previo a encarar un proceso de composición, simplemente se da orgánicamente y nos gusta que así sea. Esas son las ventajas de ser independiente y no tener presiones de tiempos ni estilos.

Ese Perro se presentará el miércoles 18 de octubre, a las 20:30, en La Tangente. Honduras 5317, CABA.