El sitio del rock en Argentina 21 años online
Shows

El Plan de la Mariposa debutó en Flores

El conjunto de Necochea tocó por primera vez en el porteño Teatro de Flores con un listado de temas donde la energía y buena vibra estuvieron presentes de principio a fin.

Desde la salida de "Danza de Antalgia" (2015), el septeto necochense emprendió un camino ascendente en convocatoria y una maduración y evolución musical que se afianzó con un gran disco como lo es "Devorando intensidad" (2017). La primera parte del show del sábado en el Teatro de Flores colmado de gente osciló entre estos dos álbumes: “Invierno nuclear”, “La lanza de mi fe”, “Mar argentino”, “Savia”, “Los senderos” y “Semilla del alma” fueron las que dieron inicio a un show caliente, energético y que no tuvo un segundo de calma en sus dos horas de duración, ni siquiera en esas canciones más tranquilas como “Niño abuelo”, “Ella es agua”, “Cruz del sur” o los dos estrenos “Brindis con gas pimienta” y “Espejismos de alivio”.

La adrenalina y el espíritu festivo que se vibra desde arriba del escenario en cada show tiene como ejes centrales a tres de los cinco hermanos Andersen que componen el septeto: el frontman Sebastián ofreciendo a la audiencia que lo secunden en cada una de las canciones; Camila, como segunda voz, que no paró de bailar de principio a fin e invitó a que los presentes la acompañaran en ese ritual; y Santiago, que arengó al público a saltar mientras revoleaba de un lado para el otro el arco de su violín.

Toda esa intensidad y vigorosidad se trasladó a los seguidores que alzaron su voz en las canciones más recientes como “Mi Jagger”, “La vida cura” y “Cómo decir que no”, y en en el tramo en que se viajó a años más atrás al disco "Trance habitante" (2013) con “Braian”, “La cobardía” y “Espuma”.

Tras la tanda final de agradecimientos y palabras emotivas por el presente del conjunto, Sebastián sentenció: “Nos vamos cargados de energía”. Y lo que siguió fue el cierre con “El Riesgo”, “Azúcar negra”, “Te quiero” junto al ex Árbol Edu Schmidt –también productor del hasta ahora último material de los oriundos de Necochea– y el ya clásico “Romance con el desapego”, para dejar a los presentes sumergidos en un intenso calor.

Con las paredes del Teatro de Flores transpiradas, El Plan de la Mariposa tuvo su gran debut allí con un show similar a otros anteriores en cuanto a la lista de temas, pero que siempre encuentra su renovación y emoción en la conjunción espiritual, mental y física entre la banda y el público.

Foto: Santiago Ropero