El sitio del rock en Argentina 20 años online
Entrevistas

Amor en la Isla: "Se trata de crear música y ponernos metas para progresar"

Desde Villa Gesell a Buenos Aires, el trío compuesto por Sol Marianela (en guitarra y voz), Nacho Flores (en bajo y coros) y Gregorio Martínez (en batería), se prepara para tocar en el Ciclo Circular el próximo 15 de Julio.

¿Cómo fue el proceso de producción de su LP "Playa crocante"?

Fueron alrededor de cuatro meses de producción, desde los primeros ensayos donde invitamos a Gregorio a escucharnos y darnos su opinión sin saber que terminaría produciendo el disco, hasta que nos mudamos a su estudio a ensayar y laburar mas fuerte. Se descartaron varias canciones en el medio, al ser un proceso tan largo, hubo momentos de llanto y frustración y otros de asado vegetariano y felicidad extrema. Cuando terminamos de grabar el disco llegó la parte de elegir quién lo masterizaría. Así terminamos reuniéndonos con Estanislao López a quien conocíamos por su trabajo con Riel, una de las bandas del circuito independiente porteño que más nos gusta.

¿Por qué la decisión de lanzar ahora un EP titulado "Trashy Feelings"?

Teníamos las canciones y, a decir verdad, de alguna manera iban a terminar en Internet, ya fuera como algo de Sol Marianela o de Amor en la isla. Las compuse todas juntas en la misma semana y se las mostré a los chicos luego, y les coparon para la banda. Como se acercaba el Cassette Store Day, decidimos grabarlo, en un día, y mandar a fabricar 50 cassettes para la ocasión. Y así fue. Sin mucho pensarlo, realmente. Es un lanzamiento un poco extra-oficial, sólo porque se nos dio la gana.

¿Qué diferencias notan con sus trabajos anteriores? ¿Se puede hablar de una maduración profesional?

La maduración llega fecha a fecha, grabación a grabación. Pero a la vez es todo el tiempo una búsqueda y constante aprendizaje. Por ejemplo, para “Trashy Feelings” grabamos tocando en directo por primera vez, los tres juntos, tocando al mismo tiempo como en un reci en vivo. Mientras que “Playa crocante” se grabó parte a parte, primero una guitarra de referencia; sobre eso, la batería; luego las guitarras definitivas y el bajo. Así que aprendimos a grabar juntos, luego aprendimos también a trabajar con metrónomo, luego lo empezamos a desaprender también, para estar listos para tocar en cualquier circunstancia. Y finalmente, también aprendimos que cantar en inglés frente a un público que habla español es cuando menos, raro. Así que nuestro próximo disco será, en castellano.

¿Cómo llegaron a formar parte de Chancho Discos?

Después de grabar el disco nos encontramos en la situación de que necesitábamos ayuda para hacerlo realidad. No estábamos buscando un sello realmente, pero a través de Facebook se dio el contacto con Chancho y su propuesta desinteresada solo en pos de bancar nuestra música, nos gustó. Y es hoy que Chancho se ocupa de un montón de cosas que antes teníamos que hacerlas solos, pero a la vez no nos dicen qué hacer: seguimos siendo igual de independientes. Porque Chancho es éso: un sello independiente que existe en pos de generar más música y que, igual que nosotros, busca crecer y ser cada vez más profesionales.

El público al escucharlos se encuentra con una mezcla musical que incluye géneros como el punk, garaje, rock pop, surf rock... Ustedes, ¿cómo definirían al sonido de la banda?

Hacemos canciones y la tocamos en formato trío desenfrenado. El disco tiene mucho de surf punk. Pero no es que seamos eso exactamente, o al menos no eso únicamente. Es difícil definirnos con un solo disco, veremos qué nos depara el próximo.

¿Cuál es su afinidad con el mar y la playa? ¿Cuentan con alguna anécdota en particular que los haya incitado a componer un disco inspirado en la playa?

La conexión con la playa es que soy de Villa Gesell! Escribí cientos de canciones en la playa pero en esa época me resultaba tan natural la presencia del mar en mi vida que no hablaba tanto de eso. Al momento de grabar “Playa Crocante”, todo eso se hizo presente desde la introspección y el recuerdo de aquellos días. Además, siempre que podemos nos escapamos para Gesell y todos mis amigos han compartido esos viajes conmigo, con nosotros, en algún momento. De hecho es muy constante la comparación de Villa Gesell con Castelar/ Ituzaingó. Se parecen mucho en eso de ser pequeñas localidades con un centro concentrado en pocas cuadras, en ser zonas de casas, y conocerse con los vecinos. Caer a una fiesta random y encontrarte con gente que conoces del club, la plaza o los bares. Donde yo vivo es una zona llena de árboles, en Ituzaingó, árboles casas y absolutamente nada más. Así que es como estar en Gesell, sin mar. Pero tengo la suerte de vivir con la misma tranquilidad e intimidad que allá.

¿Es cierto que por momentos contemplan separarse? ¿Cuáles son los motivos?

En verdad no, no es un planteo real que nos hacemos. Pero sí que al tomarnos la banda tan en serio a veces las cosas son muy difíciles porque esperamos lograr más de lo que podemos, pero seguimos. De eso se trata, principalmente de crear música, y en segundo lugar de progresar, ponernos metas y hacer todo lo posible para alcanzarlas. La vida misma.

Próximamente se van a estar presentando en el Ciclo Circular junto a Los Reyes del Falsete y Temporada de Tormentas, ¿Qué expectativas tienen para el show? ¿Pueden adelantar algo?

En principio es el último show en Capital en lo inmediato, así que será un show muy especial, donde tocaremos temas de los EP, el disco, y también de mi trabajo solista anterior. Además, hace años que nos conocemos con ambas bandas pero nunca habíamos tocado con Los Reyes y siempre es muy divertido tocar con nuestros amigos los Temporada De Tormentas.

¿Qué depara el resto de 2017 para Amor en la Isla?

Empezar con la pre producción de nuestro segundo disco, más fechas hermosas aunque espaciadas entre una y otra, y más viajes al Interior!

Foto por Josefina López