El sitio del rock en Argentina 21 años online

Andrés Calamaro

Lou Bizarro

Lou Bizarro perdió por K.O.,
con Roberto, Mano de Piedra Durán.
Y su hermano bizarro invade el escenario
para rescatar a Lou.

Lou Bizarro quedó muy mal,
pero llevó manjares a su hogar
que no pudo ni probar,
que no pudo ni probar.

Esta es la historia que nadie contó,
la historia de otro boxeador que perdió.
Esta noche América bizarra lamentó
la caída de un campeón sin corona.

Y Mano de Piedra ni se enteró,
si Lou Bizarro se levantó.
Porque alguien en el ringside le encaró,
creo que algo le gritó en español.

Y América bizarra se divide en dos,
el gran sector que ni se enteró
y los interesados por el perdedor,
que son dos, tal vez nosotros dos.
Tal vez nosotros.

Lou Bizarro perdió por K.O.,
fue en el primer o en el segundo round.
Un fallo que nadie protestó,
un hombre ganó, otro hombre perdió.

En casa de Lou, mamá Lou lloró,
pero el cuñado la apuesta ganó,
la hermana de Bizarro aprieta su pañuelo
bordado en Sicilia por un bisabuelo.

Esta no es la historia de Lou solamente,
es casi toda simultáneamente,
son 10 segundos de un hombre común
que en la lona se cayó, y en ese caso la pelea perdió.
Y en ese caso la pelea perdió.

Mamá Lou, papá Lou, sister Lou, Lou, Lou,
Mamá Lou, papá Lou, sister Lou, Lou, Lou.
Mamá Lou, papá Lou, sister Lou, Lou, Lou,
Mamá Lou, papá Lou.

No quiero ser Binsen, No quiero ser Binsen,
no quiero ser Van Gogh, no quiero ser Van Gogh.
No quiero ser Tyson, no quiero ser Tyson,
Tyson en Japón, Tyson en Japón.

Porque un campeón a veces cae,
un campeón también cae.
Porque un campeón a veces cae,
un campeón también cae.

Mamá Lou, papá Lou, sister Lou, Lou, Lou,
Mamá Lou, papá Lou, sister Lou, Lou, Lou.
Mamá Lou, papá Lou, sister Lou, Lou, Lou,
Mamá Lou, papá Lou, Sister Lou.

Lou Bizarro perdió por K.O.,
con Roberto, Mano de Piedra Durán.
Y su hermano bizarro invade el escenario
para rescatar a Lou.

Lou Bizarro quedó muy, muy mal,
pero llevó manjares a su hogar
que no pudo ni probar,
no pudo ni masticar.

Esta es la historia que nadie contó,
la historia de otro boxeador que perdió.
Esta noche América bizarra lamentó
la caída de un campeón sin corona.
La caída de un campeón sin corona.

Mano de Piedra ni se enteró,
si Lou Bizarro se levantó.
Porque alguien en el ringside le encaró,
creo que algo le gritó en español.

Y América bizarra se divide en dos,
el gran sector que ni se enteró
y los interesados por el perdedor,
que son dos, tal vez nosotros dos.
Tal vez nosotros.

Lou Bizarro perdió por K.O.,
fue en el primer o en el segundo round.
Un fallo que nadie protestó,
un hombre ganó, otro hombre perdió.

En casa de Lou, mamá Lou lloró,
pero el cuñado la apuesta ganó,
la hermana de Bizarro aprieta su pañuelo
bordado en Sicilia por un bisabuelo.

Esta no es la historia de Lou solamente,
es casi toda simultáneamente,
son 10 segundos de un hombre común
que en la lona cayó, y en ese caso la pelea perdió.
Y en ese caso la pelea perdió.

No quiero ser Binsen, No quiero ser Binsen,
no quiero ser Van Gogh, no quiero ser Van Gogh.
No quiero ser Tyson, no quiero ser Tyson,
Tyson en Japón, Tyson en Japón.
Tyson en Japón, Tyson en Japón.

Porque un campeón a veces cae,
un campeón también cae.
Porque un campeón a veces cae,
un campeón.