El sitio del rock en Argentina 20 años online

Andrés Calamaro

Los divinos

Cuando el cántaro se rompe
y no hay monedas en la fuente
cuando uno se despierta
y ya no es indiferente
Y no existen los destinos
ni siquiera los divinos
desafinan los metales
sin principios ni finales.
La ciudad se queda sola
y nadie me da bola
Hoy es hoy
ayer fue hoy ayer.
Hoy es hoy
ayer fue hoy ayer.
Cuando te quedas adentro
mientras se derrite el centro
siempre hay alguien acostado
sin aire acondicionado.
Y no existen los relojes
el verano está caliente
desafinan los pianos
como todos los veranos
la ciudad se queda sola
y nadie te da bola.
Hoy es hoy
ayer fue hoy ayer...
Y no existen los destinos
ni siquiera los divinos
desafinan los metales
sin principios ni finales
la ciudad se queda sola...