El sitio del rock en Argentina 21 años online

Andrés Calamaro

Bachicha

Mira el Bachicha, fiel asimilo
en situacion de desenfreno brasileño
Esta en la cama, acariciando
el mando a distancia de la Grundig.

Impreso en tres colores,
guaranies, los carteles,
anuncian a Bachicha.

El super viena,
tengo el sucesor de Brian Wilson.

A pata pata, de agua maquena
le toca super clip Fernando Trueba.

Y en Alcatraz,
los calcetines de la media no perdonan,
ni siquiera el mas minimo derrape en la carretera.

Cuando todos los caminos llevan a la carcel de las monedas,
hay que ser muy ambicioso.
Porque no flota una balsa de madera ?.

Esta es una industria cualquiera
pero perdon si se cargo.
Al talego ! po po.

Brian Bachicha, superviviente,
veo el Cabildo de French y Berutti.
Ni se imagina, pero presiente
que se acabo la realidad dabuti.

Habra que darle gracias
a dios inoportuno,
por si acaso hiciera falta licuadora.

Los de a pie necesitamos
al gran Paturuzu,
un cacique popular.

Porque lo demas,
es solamente entretenimiento.

Impreso en tres colores,
guaranies, los carteles,
anuncian a Bachicha.

No escucho una palabra verdadera,
desde el día de la primavera de 1972
en los juegos olímpicos de Munich.

Y el gran Bachicha, mi combatiente
volvio a la realidad de cara al sol.
Que ilumina el histórico convento.

Y perdón si se cargo,
al entrañable ta´ luego pom pom
del gran Bachicha.